jueves, 27 de septiembre de 2012

El Silencio del Buddha / Raimon Panikkar

Lectura muy recomendada. Especialmente desde la página que se referencia.  

Ver en Google Book

Gracias a Juanjo Albarracín, compañero de zazen y guía de lecturas

lunes, 17 de septiembre de 2012

Aquí y Ahora 13

Maestro Ryunan Bustamante Zenji


Apertura
On Broadway / George Benson
Teisho - Cuerpo / Maestro Ryunan Bustamante Zenji
identificación
Tres minutos con la realidad (A. piazzolla) / Yo Yo Ma
Identificación
Shojin
Cheek to Cheek / Ella fitzgerald-Louis Armstrong
Teisho - Postura Zazen / Maestro Ryunan Bustamante Zenji
Englishman in New York / Sting
Identificación
Shojin
Mission Impossible Theme
Teisho -  Práctica / Maestro Ryunan Bustamante Zenji
Asturias (Isaac Albeniz) / John Williams
Cierre
Hannya Haramita



Estos actos sonoros son nuestro modo de llevar la práctica de zazen fuera del zendo. Gracias a los que escuchan, especialmente a Alicia Yaz

jueves, 6 de septiembre de 2012

Cuerpo / Ryunan Bustamante Zenji

Tus piernas, tu espalda, tus hombros, tus manos, no son tuyas, no son una propiedad como puede ser tu casa o tu auto.

Puedes apartarte de tu casa, puedes dejar tu auto y seguir caminando, pero no puedes apartarte de tu cuerpo.

Tu cuerpo eres tú mismo, no una cosa aparte de ti. Tú eres tu cuerpo.


Este cuerpo lo recibiste de tus padres, y a través del tiempo y de momento en momento lo fuiste moldeando a tu imagen y semejanza. En cada uno de tus actos tu cuerpo te expresa completamente.

Cuando te sientas en zazen y prestas atención, lo primero que haces es escuchar tu cuerpo. Él tiene sus razones, tiene mucho para decir. Las manos, por ejemplo, ellas te han enseñado tantas cosas:  lo áspero y lo suave, lo frío y lo caliente, lo duro y lo blando, lo tierno y lo rugoso. Ellas te comunican con el mundo.
Tus pies, que te llevan a todas partes.

No hay en tu cuerpo un solo milímetro, una sola porción que no sea noble, bella. Pero algunas partes de este cuerpo están abandonadas. Partes oscuras, partes que se han arrugado, marchitado, rincones llenos de polvo. Escúchalo, él tiene sus razones.

Hay zonas oscuras como la nuca, la espalda o los riñones. Algunos tratan a su espalda como si fuera la suegra, alguien de quien mantenerse apartado lo más posible, pero que de tanto en tanto se hace presente con algún problema. Escúchala, hazte amiga.

Porque este cuerpo eres tú y con él vas a todas partes, no puedes desecharlo. De modo que tienes que hacerte amigo. Y en la medida que estableces con él una buena relación, que aflojas las tensiones innecesarias, que fortaleces algunas partes, que visitas otras, entonces este cuerpo se revitaliza, vas cambiando tus hábitos y tu forma de ver el mundo.

Porque el cuerpo y la mente van juntos, no están separados.

Tú eres este que está siendo ahora, cuerpo y espíritu juntos.

Cuando te sientes en zazen, escúchalo, escucha tu cuerpo, suelta las tensiones, obsérvalo, no lo juzgues. Cada pulgada de él es noble, cada parte, cada rincón, es bello.

La columna estirada, el mentón recogido, los ojos horizontales y la nariz vertical.

[TEISHO pronunciado en la Sesshin de abril del 2012-Santo Domingo- Chile]