martes, 22 de febrero de 2011

Nada que decir


 Habría mucho que decir y al decirlo ya no es lo que se quiso decir. Otros han dicho ya y es lo mismo y no es lo mismo. La metáfora o figura no pueden convertirse en lo que quieren señalar. 
LaNada está en silencio… y el silencio contiene todas las palabras.

No hay comentarios: