sábado, 13 de noviembre de 2010

Sampai

Cabeza en el suelo, homenaje agradecido a todos los seres y cosas.


Hacer sampai es la expresión perfecta de zazen : abandonar el ego, abandonar cuerpo y mente y ser humildes ante los otros, ante el orden cósmico y ante los Budas vivos que vienen a practicar zazen.
Sampai, es hacer realidad que el dharma, la transmisión de la enseñanza, es más importante que nuestro pequeño cuerpo.

No hay comentarios: